Carta Abierta

AAWA extiende una invitación abierta a la Sociedad Watch Tower para reunirse con el Cuerpo Gobernante (o sus representantes) a fin de discutir las maneras en que la organización puede continuar sus actividades religiosas sin lastimar tanto a sus miembros actuales como a los anteriores. AAWA cree firmemente en los derechos de la libertad religiosa, pero no cuando éstos chocan contra otros derechos individuales. Específicamente, AAWA, cree que la Watch Tower ha sido culpable de invadir los derechos individuales de sus seguidores en cinco áreas clave, alistadas a continuación:

  • Los derechos de una persona a tener contacto con su familia, prescindiendo de lo que sus creencias religiosas sean.
  • Los derechos de los niños que han sido víctimas de abusos, los cuales sean investigados y tratados con prontitud por las autoridades apropiadas.
  • Los derechos de las mujeres maltratadas para que puedan divorciarse de sus esposos abusivos, y volver a casarse sin que se les considere “adúlteras” por hacerlo.
  • Los derechos de los miembros para elegir cualquier tratamiento médico sin restricciones, y sin estar obligados a abstenerse de tratamientos con sangre, sobre la base de una interpretación restrictiva de las Escrituras.
  • Los derechos de los jóvenes de mejorar su situación y llevar a cabo cualquier carrera que quieran, por medio de la educación superior sin restricciones o estigmatización por ello.

AAWA cree firmemente que la Watch Tower continuará sufriendo de publicidad desfavorable y estancamiento continuo en el aumento de la cantidad de miembros, a menos que urgentemente esté dispuesta  ha aceptar su deber de reformar ciertos puntos en sus enseñanzas y prácticas que son despiadadas y potencialmente destructivas, tanto para sus miembros actuales, como anteriores.

AAWA cree que, sería provechoso para la Sociedad Watch Tower, permitir que AAWA se reúna con ellos para considerar maneras de implementar cambios urgentes, especialmente si el Cuerpo Gobernante tiene realmente en su corazón el mejor interés por los Testigos, y busca asegurar su legado organizacional contra más crítica externa y desenmascaramiento no deseado por los medios de comunicación.

Los miembros del Cuerpo Gobernante pueden esperar un tono tranquilo y respetuoso en la reunión, si deciden aceptar la oferta de AAWA.